Tarjetas de crédito: financiación al alcance de su mano

Existe una amplia variedad de créditos en el mundo financiero; sin embargo, cada uno de ellos ha sido creado con una finalidad determinada y específica. Se ajustan a modelos de necesidades específicas y dependen siempre de las entidades que los ofrecen. Sin embargo, dentro de los distintos tipos de crédito a los que podemos acceder, las tarjetas de crédito son las más alcanzables y versátiles para nosotros.

La tarjeta de crédito puede considerarse como la primera entrada a los créditos por parte de muchas personas. Una forma sencilla y próxima para poder adquirir bienes teniendo un control distinto de nuestro bolsillo. 

Las tarjetas de crédito son una línea abierta de acceso al crédito con tan solo el uso de una tarjeta. Cada entidad regula sus alcances, intereses y manejos con el solicitante. Es una gran posibilidad siempre y cuando seamos conscientes a la hora de usarla.

Tarjetas de crédito: financiación al alcance de su mano

¿Quién puede acceder a una tarjeta de crédito?

No existe una sola respuesta a esta pregunta, ya que siempre la entidad que otorga un crédito evaluará a quien lo pida. Esta evaluación se desarrolla alrededor de todos los movimientos financieros de la persona en cuestión.

Si la persona cuenta con un ingreso estable, o que aumenta. Si es responsable con sus compras y suele hacer varios movimientos y no tiene deudas, será evaluada a favor del crédito. 

Ahora, tengamos muy presente que cada entidad exige determinados requisitos. Y que el llamado alcance de la tarjeta, o el monto máximo de crédito que tengas, dependerá de la evaluación que haga la entidad bancaria de tus movimientos financieros.

¿Las particularidades de las tarjetas de crédito?

En esencia, lo mismo que podemos obtener con todos los créditos. La tarjeta de crédito nos permite tener acceso a dinero que sabremos que en un futuro cercano tendremos para pagarlo. El uso de las tarjetas de crédito; sin embargo, dependerá siempre del uso que le demos.

Esto se debe a que contamos con amplia libertad sobre su uso, y, además, para obtenerla y manejarla, no debemos de tener alguna garantía para adquirir los créditos. 

Es decir, pautamos cuotas de pago con ella según lo deseemos, y podemos emplearla para cubrir distintas necesidades, sin tener que presentar un garante que pague por nosotros, o un bien en el que se puedan apoyar los créditos

Es por esto, que el crédito otorgado por medio de una tarjeta tiene a manejarse dentro de plazos cortos o muy cortos. Ya que los créditos que podemos adquirir gracias a la tarjeta serán permitidos dependiendo de nuestra vida financiera.

Es decir, no será un monto de dinero inalcanzable para lo que manejamos en nuestros hábitos financieros. Se ajusta al valor de nuestro salario y demás ingresos. 

¿Existen tipos de tarjetas de crédito?

Aunque existen diversos tipos de crédito, para introducirnos en el mundo de las tarjetas de crédito debemos pensar no sólo en su funcionamiento, sino también las distintas entidades que ofrecen tarjetas de créditos a sus usuarios. 

Es decir, considerar los tipos de tarjetas de crédito nos lleva a pensar a los distintos emisores que existen, ya que según esto podremos notar una diferencia en los usos de las tarjetas. 

En primer lugar, podemos considerar a las entidades financieras, entre las cuales podemos ubicar a los bancos o cooperativas. Las cuales tienen un amplio rango de uso, es decir, puedes usarlas en distintas tiendas o lugares según lo que necesites.

Por otro lado, podemos considerar las tarjetas de crédito otorgadas por tiendas de retail. Estas, en cambio, cuentan con descuentos y promociones específicas aplicadas a un determinado catálogo de tiendas o productos. Así que si bien, es de gran utilidad para el cliente, es para tener acceso de un grupo determinado de productos. 

En resumen…

Las tarjetas de créditos son populares entre los tipos de créditos, ya que son las más accesibles, versátiles y pueden ser manejadas tranquilamente por quien las adquiere. Son una posibilidad para tener una línea de crédito abierta disponible luego de ser debidamente aprobada por la entidad que la concede. 

Si bien en la actualidad, podemos pensar incluso en distintas modalidades de tarjetas de crédito, sigue siendo una forma práctica de tener acceso de un dinero de manera rápida.

4.7/5 - (6 votos)