¿Qué es un crédito puente y cómo funciona?

Un crédito puente consiste en un adelanto de dinero inmediato con garantía temporal de la venta futura de tu propiedad actual. Lo podemos considerar diferente a los préstamos personales y préstamos hipotecarios. En caso del préstamo puente, nos encontramos ante un caso específico para situaciones inmediatas.

Un préstamo puente es aquel que se solicita cuando tenemos una necesidad inmediata. Es decir, es urgente o debemos entender alguna necesidad financiera ahora o lo más pronto posible.

Es común también que el préstamo puente o transitorio se solicite en momentos que estás considerando adquirir un préstamo a largo plazo.

El préstamo transitorio te permitirá obtener una cantidad determinada rápida, y deberás garantizar de alguna forma a la entidad que podrás pagarle dicho préstamo.

¿Qué es un crédito puente y cómo funciona?

¿Cuáles son mis alternativas?

Para ilustrar esta situación podemos considerar que queremos empezar con un emprendimiento, para empezar, contamos con un inmueble en venta como garantía para el préstamo, esto nos asegura ingreso a futuro.

Con el préstamo puente tendríamos la opción de invertir en nuestro emprendimiento mientras seguimos en proceso de vender el inmueble, lo cual nos permitirá pagar las cuotas y la entidad financiera lo valorará como prueba de que el deudor podrá pagar su préstamo.

Después, podrás aplicar a otro tipo de préstamo, como un préstamo hipotecario a razón que necesite; pero en ese caso, ya no será una necesidad inmediata y podrá considerarse a largo plazo. 

Ahora, por qué es tan único el préstamo puente o transitorio: porque es un préstamo por un periodo corto de tiempo, que se solicita como tránsito mientras se obtiene un crédito. Es decir, un préstamo puente es un préstamo breve para una necesidad concreta. 

Este crédito transitorio funciona como puente entre la necesidad financiera que debes cumplir inmediatamente y la adquisición definitiva de ingresos que te permitirán pagar el crédito. 

Por ejemplo, si quieres comprar una casa y no tienes ahorros, pero estás vendiendo un inmueble, podrías solicitar un crédito puente, comprar la nueva vivienda y vender con relativa calma tu inmueble para pagar el crédito solicitado. 

Entonces, sus tres características principales:

Lo que debes tener siempre en cuenta para reconocer un crédito puente es:

  • Inmediates: Se tiene una necesidad inmediata de financiación. 
  • Transitorio: Este crédito es transitorio, se realiza mientras se formalice un crédito definitivo a largo plazo, ya que es una financiación a corto plazo.
  • Garantía asegurada: El solicitante del préstamo puente debe poseer algo que garantice que tendrá los ingresos para pagar el crédito puente.

¿En qué momento debo solicitar un crédito puente?

Tomar la decisión de solicitar un crédito puente tiene que ver con las razones y las funciones de este préstamo. Por lo general, se suele hablar de crédito puente hipotecario, esto se debe a que una de las razones por las que más se solicita es: el deseo de comprar una nueva vivienda o casa.

Ahora, la cuestión es en qué situación nos encontramos, porque, a la hora de adquirir una vivienda el préstamo puente te puede ayudar a solventar dos situaciones:

Estás interesado en un apartamento o casa que está por construirse y debes realizar un pago anticipado.

Estás en proceso de vender un inmueble, y quieres disponer del tiempo justo para venderlo al precio debido, no malvenderlo, es decir, venderlo a precio menor de su valor.

Es una ventaja

Si bien, en todo préstamo debemos ser conscientes de nuestra capacidad de pago; en el crédito puente estamos seguros de que tendremos lo que debemos pagar. Al cumplir esto, podremos solventar la necesidad de financiación inmediatamente. 

Al solucionar dicha necesidad, aseguramos lo que será una nueva casa, o incluso, la base para nuestro emprendimiento. Podremos planear tranquilamente nuestro siguiente movimiento financiero.

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
4.4/5 - (23 votos)