¿Cómo comprar una casa sin dinero ahorrado en Uruguay?

Comprar una casa es una de las metas que esperamos alcanzar en algún momento de nuestra vida adulta. Conseguir un lugar propio donde podremos descansar y compartir con nuestra familia. Ahora bien, ¿existirá alguna manera de comprar una casa sin dinero ahorrado?

Suena disparatado a primera instancia; sin embargo, tener ahorrado el valor total de una vivienda hoy en día es algo que se puede salir de nuestras manos. Incluso, con la economía reciente tener un ahorro que supere el 10% del valor de una vivienda, es una tarea complicada, aunque no imposible.

En ese caso, ¿existen alternativas hoy en día para comprar una casa?, ¿podemos seguir soñando con alcanzar a obtener nuestro lugar propio?

La verdad, es que sí podemos encontrar maneras de alcanzarlo y no es tan disparatado como suena

Cómo comprar una casa sin dinero ahorrado en Uruguay

¿Cuáles son mis alternativas?

Lograr comprar una casa cuando no hemos empezado un plan de ahorro puede lograrse por diferentes caminos, estos son tan solo algunas de las mejores opciones:

Como primera opción, puedes tener en cuenta que tienes la oportunidad de solicitar un préstamo hipotecario usando como objeto de garantía algo más que una propiedad. Es decir, no debes usar siempre una propiedad para hipotecar.

Con un préstamo hipotecario podrás obtener distintos porcentajes del valor que necesitas para comprar la vivienda. Si bien, con una adecuada organización podrás cumplir con las cuotas del préstamo, también podrás con el tiempo, conseguir el dinero restante de la vivienda adquirida. 

Ahora el plan de pago y ahorro que puedas organizar luego de obtener el préstamo, dependerá de la entidad financiera a la que recurras para obtener el préstamo.  Esta sería la primera forma de comprar una casa sin dinero ahorrado anteriormente. 

En segundo lugar, puedes solicitar un préstamo a un familiar. Ya podrás establecer métodos de pago o arreglos que no son posibles con entidades bancarias. O recurrir a un avalista, es decir alguien que sea responsable del préstamo ante la entidad bancaria.

Esto podrá ser una alternativa de ser posible, pero quizá sea mejor solicitar un préstamo o buscar ayuda en una entidad financiera y considerar la opción de un préstamo personal. 

En tercer lugar, podrías considerar buscar una vivienda en alquiler con opción de compra, en este caso iniciarás pagan un alquiler, que seguramente ya está incluido en tus cuentas financieras mensuales. Esto puedes evitar solicitar un préstamo muy elevado al principio, y podrás comprar una casa sin dinero ahorrado.

Otra alternativa, es recurrir a bróker o prestamista hipotecario profesional que podrá asesorar y conseguir las mejores opciones de financiación para la compra. No obstante, es prudente que tengamos presente que se deberá pagar una comisión por los servicios prestados. Esto conlleva un gasto de más, cosa que puede que no tengamos considerada previamente. 

Aunque hoy en día hay planes de ayuda para adquirir préstamos hipotecarios para adquirir vivienda si se tiene un 10% de ahorro sobre el valor de la vivienda; sabemos que en calidad de la economía actual no está de más tener alternativas que nos faciliten conseguir la vivienda y arreglar los pagos por cuotas.

Un préstamo hipotecario es una de las mejores opciones

Como mencioné anteriormente, el préstamo hipotecario es el más usado para adquirir una vivienda nueva, más si no se tiene un ahorro y estamos sin dinero. Solicitar una hipoteca – que no debe ser sobre una propiedad siempre – incluye considerar nuestra capacidad de pago.

Por ende, solicitar este préstamo será parte de nuestros gastos mensuales. Es prudente tener nuestra capacidad de pago presente, para cumplir con la hipoteca y lograr así adquirir nuestro nuevo hogar. 

Esto implica que, si bien no contamos con ahorro, podemos comprar una casa sin dinero. Solamente tendremos que hacernos cargo de las cuotas pactadas en el préstamo. 

En conclusión

Tenemos formas a las que podemos recurrir si deseamos comprar una casa sin dinero. Estas formas pueden variar desde conseguir asesoría externa para encontrar distintos métodos de financiación, préstamos desde personales hasta hipotecarios o recurrir a familiares.

De todas estas, recomendamos considerar las oportunidades que puede darte un préstamo hipotecario. Pero siempre, considera qué es lo que mejor funciona para mantener una buena vida financiera y seguir creciendo. 

3.2/5 - (9 votos)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.